Home / Software / Seguridad / [TUTORIAL] Cómo evitar que pirateen tu Wi-Fi

[TUTORIAL] Cómo evitar que pirateen tu Wi-Fi

 

03_WEB

Si de pronto el servicio de Internet se vuelve lento como una tortuga, ¿cómo asegurarte de que no te estén robando señal de Wi-Fi?

La ralentización de la conexión a Internet puede ser producida por una serie de problemas, y la mayoría de ellas no implica que te estén haciendo trampa. Puedes tener fallas en los cables, un módem o u router defectuoso, o simplemente un firmware desactualizado en cualquiera de esos dispositivos. El problema puede ser tu proveedor de Internet, y eso está totalmente fuera de tus manos.

Pero por mucho que quisiéramos pensar de otra manera, tu problema podría ser un vecino deshonesto. Y en la actualidad, tales vecinos podrían estar beneficiándose de tu factura y además haciendo lenta tu conexión.

Estoy asumiendo que tienes una red Wi-Fi protegida por password. Si no usas contraseñas, revisa la documentación de tu router y hazlo inmediatamente.

Pero nada es completamente seguro, nunca; y las redes Wi-Fi pueden ser crackeadas. Necesitas tomar precauciones extra.

Todas las técnicas que he visto para crackear redes Wi-Fi involucran un diccionario o un ataque de fuerza bruta. Hay una herramienta muy simple para protegerte contra esos ataques: un password fuerte. Usa uno largo, al azar, que contenga números, mayúsculas y minúsculas y signos de puntuación, y evita cualquier cosa que se pueda encontrar en el diccionario.

Dado que tú y otras personas probablemente tengan que digitar este password manualmente de vez en cuando, evita la “L” minúscula, la “I” mayúscula y la “O”, así como los dígitos “1” y “0”. Esto evitará confusiones cuando la gente lea el password y lo digite en su teclado.

Prueba la fortaleza de tu password con “How Secure is My Password”(cuán seguro es mi passdword), el cual estima cuánto le tomaría a una PC estándar crackear tu contraseña. Si le toma más de un millón de años para crackearla, considéralo un password seguro.

La principal queja contra las contraseñas seguras (que son difíciles de recordar y de digitar) no tiene cabida aquí. Solo tienes que digitar este password cuando configuras un nuevo dispositivo en tu red Wi-Fi, o cuando ayudas a un invitado a usar un dispositivo en tu casa. Puedes guardar el password en un papel –o con un administrador de contraseñas.

Por supuesto, si estás preocupado de que un vecino ya haya crackeado tu Wi-Fi, cambiar el password lo eliminará inmediatamente.

Adicionalmente al password, asegúrate de que tu seguridad Wi-Fi está adecuadamente configurada. Ve a la pantalla de ajustes de tu router y revisa las opciones. Lo ideal es que uses cifrado WPA2. Si tu módem no soporta WPA2, usa WPA-Persona, o mejor aún, compra un nuevo router.

252/01/2014 – Lincoln Spector – PCWorld