Home / Hardware / Desktops / Cómo limpiar los ventiladores de refrigeración de tu computadora portátil [TUTORIAL]

Cómo limpiar los ventiladores de refrigeración de tu computadora portátil [TUTORIAL]

 

Tu portátil puede estar al borde de la muerte.

 

 

Aunque en los últimos años he escrito sobre este tema, es tan importante que me siento obligado a repetirlo para los que pudieron no lo pudieron haber leído.

Al igual que las computadoras de escritorio, las portátiles pueden absorber grandes cantidades de polvo. Y como en una computadora portátil todo está tan apretado, el polvo es aún más peligroso. Cuando los ventiladores de refrigeración tienen que funcionar constantemente, es sólo cuestión de tiempo antes de que la máquina comience a recalentarse. Cuando esto sucede, puede bloquearse. Esto puede dañar los componentes del sistema. Y hasta podría “estirar la pata”.

Por suerte, como he mencionado antes, esto es fácil de solucionar. Todo lo que necesitas es un destornillador pequeño y una lata de aire comprimido (o un compresor de aire, pero usado con delicadeza, como se señala más adelante).

Apaga la computadora portátil, dale la vuelta y retira la batería. Recomiendo desconectar el adaptador de CA, también. Busca una salida de aire en algún borde exterior de la máquina, debe haber un panel de acceso cercano en la parte inferior.

Desentornilla ese panel y sácalo. Debes ver el ventilador justo debajo. Esto puede variar, pero las tres portátiles que tengo, todas tienen los ventiladores accesibles a través del panel.

Ahora es momento de soplar el polvo, algo que quizá sea mejor hacerlo en un exterior. Golpea el ventilador con ráfagas cortas desde muchos ángulos diferentes, asegurándote de soplar con mayor frecuencia en la dirección de la salida de aire. Si utilizas un compresor de aire, como lo hice, mantén la presión relativamente baja, y no te acerques demasiado con la boquilla. Un soplido demasiado fuerte podría dañar el ventilador o algo más.

Una vez que hayas expulsado todo el polvo, sustituye el panel de acceso y la batería, a continuación, enciende la cmputadora. Apuesto a que se ejecuta mucho más tranquila (y fría) que antes.

Si tu portátil tiene más de uno o dos años de antigüedad, hacía mucho que requería una limpieza (lo mismo va para las computadoras de escritorio). No esperes hasta que sea demasiado tarde y añade un recordatorio en tu calendario para que no olvides hacer esto de nuevo cada un par de meses.

20/12/2012 – Rick Broida – PCWorld