Home / Hardware / Desktops / Mantén tu computadora estable como una roca: Como realizar una prueba de estrés a tu PC

Mantén tu computadora estable como una roca: Como realizar una prueba de estrés a tu PC

 

stresstest_primary-100026174-large

 

Hoy en día las computadoras son más fiables que nunca, pero eso no quiere decir que sean infalibles. No obstante, las fallas del equipo siguen sucediendo, aunque sea rara vez; incluso los más robustos componentes del equipo no valen su peso en el silicio, si no son confiables. Afortunadamente, el candente y pesado mundo de las pruebas de estrés puede ayudar a identificar defectos críticos antes de que tu PC se encuentre en medio de una operación delicada.

Cada vez que compras o ensamblas una PC, cambias un componente importante, o le haces overclock a una pieza de hardware, es un buen momento para hacerle una prueba de resistencia (o “de quemado”) al flamante hardware, que no es lo mismo que la evaluación comparativa (benchmark) de tu equipo.

Hagamos que el procesador se retuerza, ¿de acuerdo?

Hagamos que el procesador se retuerza, ¿de acuerdo?

¿Por qué hacer una prueba de resistencia (o de estrés)? Simple: Para garantizar la fiabilidad y la estabilidad de tu sistema. Incluso si una computadora arranca y funciona bien en condiciones de uso normal, el hardware voluble puede causar problemas cuando realizas tareas más pesadas​​, tales como juegos o edición de vídeo. Los software de pruebas de resistencia someten los componentes a una intensa carga de trabajo para simular el peor escenario; si un componente falla, se cuelga, o de cualquier otra forma no pasa la prueba de esfuerzo dedicado, hay una buena probabilidad de que no sea confiable bajo una carga pesada diaria. Lo mejor es descubrir componentes inestables, más temprano que tarde, mientras aún están en garantía.

La ejecución de pruebas de resistencia también puede hacerte saber si necesitas refrigeración adicional en tu computadora. Si con el overclockeado una tarjeta gráfica o la CPU constantemente se recalienta y se apaga durante una prueba de esfuerzo, es momento de afinar los coolers, agregar nuevos ventiladores e incluso considerar refrigeración líquida.

Dicho todo esto, el proceso real de la prueba de esfuerzo no es terriblemente complicado, aunque puede tomar largo rato. Damas y caballeros, es hora de empezar a calentar motores.

Preparando el terreno

He aquí un vistazo a las interfaces de HWMonitor y SpeedFan una junto a la otra.

He aquí un vistazo a las interfaces de HWMonitor y SpeedFan una junto a la otra.

 

Antes de empezar a torturar a tu PC, debes encontrar una manera de vigilar a sus gritos de auxilio. El software HWMonitor de CPUID hace exactamente eso, al proporcionarte una visión en tiempo real de las condiciones de los componentes: temperatura, voltaje y velocidad de los ventiladores. SpeedFan hace lo mismo, aunque su interfaz no está tan pulida como la de HWMonitor.

Deberás tener al menos uno de los dos programas abiertos durante las pruebas de estrés. Aunque muchos componentes se apagarán automáticamente si se produce un recalentamiento, no todos lo harán, y tendrás que jalar el enchufe en tu prueba si tu hardware alcanza niveles peligrosos de calor. Puedes freír tus componentes si se produce un escenario crítico y no estás prestando atención. Si ves temperaturas de la CPU que empiezan a alcanzar los 70 °C, o temperaturas de la tarjeta gráfica alrededor de los 105 °C (aunque esto varía de modelo a modelo – has tú tarea y averígualo), detén la prueba y añade más refrigeración al equipo. También deberás poner fin a tus pruebas, si las temperaturas rondan continuamente esas marcas durante un período prolongado de tiempo.

Antes de iniciar la prueba, recomiendo cerrar todos los programas no esenciales y zambullirte en las configuraciones de energía de tu sistema para evitar que se vaya a dormir. No necesitas una computadora que se quede dormida mientras estás ocupado “quemándola”. Si usas un protector de pantalla, desactívalo también.

Presiona tu CPU con Prime95

Si vas a hacer una prueba de estrés solo a un componente, hazlo a la CPU. Es importante, y es a menudo la culpable detrás de un sistema inestable.

Prime95 incluye tres diferentes pruebas de "tortura".

Prime95 incluye tres diferentes pruebas de “tortura”.

Sólo unos pocos programas disponibles que pueden estresar la CPU hasta sus límites, Prime95 se ha convertido en el estándar de facto. Aparentemente diseñado para encontrar números primos de Mersenne, el software absolutamente martilla tu procesador, hasta el punto de que los desarrolladores ahora incluyen un modo dedicado “Torture Test” para la gente que está más interesada en la estabilidad del sistema que en matemáticas complejas.

Abre el programa, luego ve a Opciones> Test de Tortura y aparecerá una lista de opciones. Muchas personas usan la prueba Blend, la cual fuerza tanto la CPU y la memoria RAM; si no aparecen errores después de cuatro horas o menos, puedes puede considerar tu sistema como estable para uso normal. Alternativamente, las pruebas de tortura Small FTT y Large FFT dejan algo tranquila a la RAM para someter a la CPU a más tensión y calor.

Si tienes el tiempo (y la refrigeración adecuada), no dudes en “torturar” tu PC con Prime95 por mucho, mucho más tiempo, especialmente si planeas utilizar tu computadora para proyectos que consumen una tonelada de recursos de CPU por períodos prolongados. El Prime95 a veces detecta errores de CPU incluso después de medio día de prueba. Si tu equipo puede ejecutar la prueba de Small FFT de Prime95 durante 24 horas sin problema, la CPU es tan sólida como una roca y está lista para combatir.

IntelBurnTest es una versión no oficial, de fácil uso del brutal benchmark Linpack, de Intel.

IntelBurnTest es una versión no oficial, de fácil uso del brutal benchmark Linpack, de Intel.

¿Quieres una segunda opinión? La forma de probar las CPU puede ser distinta entre los variados programas. Los de tipo hard-core también usan IntelBurnTest y OCCT -dos programas de estrés muy apreciados. Ambos le dan duro a tu procesador y se incrementan las temperaturas muy rápidamente. Mantén un ojo en el software de monitoreo de tu sistema los arranques por primera vez.

Independientemente del programa de prueba que elijas, hazlo correr por al menos cuatro horas, es preferible una ejecución de toda la noche. Personalmente, me gusta hacer pruebas de estrés a PCs nuevas utilizando Blend de Prime95 y pruebas de Small FTT por al menos 12 horas cada una, y a veces a continuación ejecuto durante una hora la prueba de IntelBurn en sus niveles de estrés Alto o Muy Alto. ¿Matador? Talvez. Pero si tu CPU sobrevive todo eso, es una campeona.

Eleva tu RAM

Cuando se trata de pruebas en serio de RAM, sólo vale la pena considerar una opción: MemTest86+. Este software de diagnóstico probado y verdadero ha existido aparentemente por siempre, y aunque definitivamente se nota su antigüedad -MemTest86+ tiene una fea interfaz de tipo BIOS- el programa es tan efectivo ahora como siempre lo ha sido.

Simplemente quema MemTest86+ en una unidad flash o un CD, insértalo en tu PC, y luego arranca la computadora desde el tipo de medio que estés utilizando. Una vez que está en marcha, deja que el software haga su trabajo por mucho tiempo, preferiblemente durante la noche, una vez más. El objetivo es tener cero errores. Si se encuentra un error, tendrás que repetir la prueba con cada módulo de memoria RAM de forma individual para identificar cuál es el problema.

Verificación de la estabilidad de la tarjeta de vídeo

No, ese no es el ojo de Sauron, es la prueba de esfuerzo FurMark.

No, ese no es el ojo de Sauron, es la prueba de esfuerzo FurMark.

 

Si eres un gamer, las pruebas de estrés de tu tarjeta gráfica son una obviedad, sobre todo porque estos componentes tienden a fallar bajo cargas más pesadas, ya sabes, como las generadas por los juegos de gama alta. Otra ventaja: las pruebas gráficas de tortura por lo general también afectan a las fuentes de alimentación de poca potencia cuando tienen que entregar el alma, así que estás forzando dos pájaros de un solo tiro. ¡Eso es eficiencia!

Las herramientas de evaluación comparativa (benchmarking) abundan, pero FurMark fue diseñada específicamente para dar a tu GPU de un entrenamiento de inducción de estrés y castiga a las tarjetas gráficas mucho más fuerte que los juegos promedio. Este chico malo usa en tiempo real representaciones de objetos peludos ondulantes delante de de un fondo maravilloso para presionar la tarjeta gráfica hasta sus límites, completamente con antialiasing y opciones de resolución. Se ajusta a las normas de pruebas de “quemado”, pero mantén un ojo sobre el HWMonitor y/o el SpeedFan -FurMark hace que tu GPU se caliente mucho y muy rápido. No tendrás que ejecutar FurMark por mucho tiempo. Si tu tarjeta gráfica se va a estrellar o va a tener espasmos lanzando artifacts (defectos) visuales, lo hará dentro de los primeros 15 a 30 minutos.

 "Valley" de Ungine tiene un estilo más sereno para las pruebas de estrés, inspirado en el cielo.

“Valley” de Ungine tiene un estilo más sereno para las pruebas de estrés, inspirado en el cielo.

 

 

Alternativamente, Uningine – creador del popular benchmark gráfico Heaven- recientemente lanzó “Valley”, una nueva herramienta de estrés para la GPU que es mucho más bonita y de apariencia más tranquila que Furmark. Sin embargo, no he tenido la oportunidad de usarla mucho.

Una vez que tu GPU pasa su prueba de esfuerzo primaria, me gusta correr algunos benchmark derivados de los juegos reales para ver cómo se comporta la tarjeta gráfica en la vida real. Mi software favorito para hacerlo son las herramientas de benchmarking Alien vs Predator y STALKER, las cuales están disponibles libremente.

¿Qué pasa con el resto?

La CPU, GPU y RAM son los únicos componentes principales del sistema por los que realmente necesitas preocuparte en las pruebas de estrés. ¿Deberías ejecutar benchmarks a tus unidades de almacenamiento para asegurarte de que te ofrecen las velocidades de prometidas de transferencia de datos? Claro, pero eso es un problema de rendimiento, no es un problema de estabilidad o confiabilidad. Yo recomiendo comprobar la salud de una nueva unidad de disco duro utilizando una herramienta de monitoreo S.M.A.R.T., pero eso es todo. Como siempre… ¡asegúrate de que tus datos están respaldados!.

Del mismo modo, puedes reproducir en modo repetición un vídeo largo con el brillo de la pantalla al máximo, si estás preocupado acerca de la duración de la batería de tu portátil; pero, de nuevo, está lejos de ser necesario y es más una prueba de referencia (benchmark) que una prueba de estrés.

Aunque esta guía puede ayudarte a asegurar la estabilidad de tu sistema, los métodos y las herramientas que se describen aquí están lejos de ser las únicas opciones. De hecho, una gran cantidad de diversas estrategias de pruebas estrés y soluciones de software existen por ahí en el medio.

01/03/2013 – Brad Chacos – PCWorld