Home / Noticias / HP trabaja en smartphones con 100TB de almacenamiento

HP trabaja en smartphones con 100TB de almacenamiento

 
Martin Fink, de HP, muestra una maqueta de un módulo memristor, en una conferencia de HP en Las Vegas.

Martin Fink, de HP, muestra una maqueta de un módulo memristor, en una conferencia de HP en Las Vegas.

HP trabaja en un ambicioso proyecto denominado The Machine cuya finalidad es reinventar la arquitectura básica de las computadoras. A pesar de que los servidores son su objetivo principal, la compañía trabaja en una versión Android que podría permitir el desarrollo de smartphones con 100 TB de almacenamiento.

HP anunció el miércoles, que la nueva arquitectura, bautizada como The Machine, está basada en un tipo de memoria conocida como Memristors y en una tecnología de comunicaciones denominada fotónica de silicio, la cual se vale de haces de luz para trasladar los datos a alta velocidad.

Se trata de un proyecto en desarrollo dentro de los conocidos HP Labs, y se desconoce cuándo The Machine podría estar listo para su llegada al mercado. Lo que es cierto es que HP está empleando un gran número de recursos para que la tecnología se haga realidad. En concreto, más de las tres cuartas partes de su personal del LAB estarían involucrados en el proyecto. Estiman que tendrán resultados en tres años, por lo que se prevé una solución lista para finales de la década.

Representantes de HP indicaron que la arquitectura actual utilizada en smartphones, computadora y dispositivos similares no puede seguir el ritmo de evolución que exigirán en el futuro el almacenamiento y la computación. Es por este motivo por lo que hace dos años nos embarcamos en este proyecto de repensar la informática desde cero, precisó Martin Fink, CTO de HP en la reciente conferencia que se desarrolló en Las Vegas.

Uno de los objetivos clave de la nueva arquitectura es reemplazar las diferentes tecnologías de almacenamiento que actualmente se utilizan, ofreciendo una agrupación de “memoria universal” a partir del nuevo tipo de memoria denominada Memristores. Fink resaltó que aunque están en fase de investigación, la tecnología utiliza iones en lugar de electrones para representar los códigos informáticos de ceros y unos.

Hoy en día, todos los dispositivos (desde smartphones a supercomputadoras) trasladan constantemente información entre tres capas de la memoria: la que se necesita al instante conocida como SRAM, la que se necesitará en breve DRAM y la que puede necesitarse más adelante, la cual engloba el almacenamiento.

La memoria de Memristores garantiza mayor rapidez; además, es lo suficientemente barata como para poder adoptarse de manera masiva, acelerando los procesos y eliminando pasos intermedios de comunicación entre diferentes tipos de memoria.

Fink ha comentado que “queremos que la gente pueda almacenar toda su vida en el dispositivo, y un smartphone con 100 TB podría ser suficiente”. Esta capacidad es más de mil veces el almacenamiento que actualmente ofrece el iPhone 5s.

HP también está diseñando nuevos procesadores de aplicaciones específicas para su arquitectura. Prevé el desarrollo de “pools” de procesadores y chips de memoria interconectados mediante cables fotónicos, con posibilidad de transportar la información a velocidades de hasta 6 TB por segundo.

La gestión de la nueva arquitectura también requerirá de nuevos sistemas operativos. HP está trabajando también en este campo desde cero, desarrollando una versión basada en Linux y otra con el sistema operativo móvil de Google. Fink ha asegurado contar también con una versión de sistema Android optimizada para correr sobre equipos con memoria no volátil.

Pablo Teich, analista de Moor Insights & Strategy, comentó que los Memristores podrían reemplazar a las actuales DRAM y memorias Flash de los teléfonos móviles, lo que reduce su costo y mejora el rendimiento y la duración de la batería.

El ejecutivo también destaca que un solo tipo de memoria en teléfono y tabletas podría mejorar la interacción que existe entre los dispositivos y los datos almacenados en la nube, con accesos más rápidos como si el almacenamiento formara parte del propio dispositivo.

Tras el desarrollo de la arquitectura de The Machine y del sistema operativo, se prevé –teóricamente- que cuando se conecte un dispositivo Android basado en Memristor a una red con gran ancho de banda, éste se convertirá en un nodo dentro de la nube, con acceso inmediato al resto de la nube, destaca Teich. “Es un modelo diferente de ver las capacidades de los dispositivos, ya que nada necesitará ser descargado salvo que preveas que te mantendrás desconectado de la red durante un largo período de tiempo”.

16/06/2014 – James Niccolai – IDG News Service

 

Comments