Home / Z-Smartphones / BlackBerry / Análisis de BlackBerry Q10 con teclado QWERTY físico

Análisis de BlackBerry Q10 con teclado QWERTY físico

 

02- blackberryq10_6-100036581-large

 

En enero de este año BlackBerry lanzó su teléfono con teclado físico de pantalla táctil Z10, a nivel mundial. El siguiente lanzamiento es el modelo Q10, el cual vuelve a ofrecer la esencia de los BlackBerry con su teclado físico bajo la nueva capa de su sistema operativo BB 10 OS.

El factor forma del modelo BlackBerry Q10 es nostalgia empaquetada. Aunque no tanto como en el pasado, su diseño es todavía un icono de la época dorada de estos modelos, cuando BlackBerry marcaba la tendencia del mercado. Esto ya sería suficiente para muchos devotos de la marca. Después de todo, tampoco hay muchas otras opciones.

La pantalla del Q10 es más grande que la de su antecesor, el BlackBerry Bold e increíblemente sólida y sensible, pero sigue aún mide solo 3,1 pulgadas. Tal vez no importe a los que tengan mucho interés en un nuevo teléfono con teclado físico, pero otros podrían tener dudas al respecto.

Buscar cualquier cosa que no sea texto puro resulta claustrofóbico en el Q10. Los vídeos son minúsculos y las páginas web de sitios muy visuales perjudican la navegación. Puedes acercar el texto, pero la pantalla estrecha requiere desplazamiento horizontal constante para ver algo. Por ello, algunos sitios web pueden resultar tediosos.

Pero una de las mayores quejas que puede hacerse al nuevo Q10 es que no tenga un botón de inicio dedicado. Al igual que con el Z10, es necesario ir a la parte inferior de la pantalla para salir de una aplicación. Sin embargo, la pantalla del Z10 ofrece al usuario más espacio para desplazarse y navegar por aplicaciones, sin tener que ir cerca del punto de activación. En la pantalla más pequeña del Q10 te sales constantemente de las apps, sin querer, el sistema interpreta que cuando intento bajar un artículo largo o los mensajes de Twitter, quiero en realidad ir a la pantalla de inicio.

También es posible, con la configuración por defecto, encender accidentalmente el teléfono en el bolsillo. Asimismo, despertar la pantalla es tan fácil como deslizarte desde el fondo de la pantalla en lugar de tener que oprimir botones, así que se encendió muchas veces de forma accidental mientras estaba en el bolsillo.

Pero el mayor problema del modelo Q10 son las apps. Si la gente se queja del hardware que se fabrica para Android, en comparación con los Q10 o los Z10, el hardware Android parece monolítico.

Aunque la mayoría de los móviles tienen una proporción de pantalla de 16:9, la pantalla del Q10 es casi cuadrada. Esto supone un problema para BlackBerry, ya que ahora los desarrolladores tienen que crear una versión totalmente diferente de su aplicación para que funcione correctamente en pantalla cuadrada. Es frustrante descargar una aplicación y ver que está cortada.

En cuanto al navegador integrado, éste ha mejorado desde la revisión del BlackBerry Z10 pero aún es insuficiente su puntuación en los benchmark de JavaScrit y HTML 5 realizados y el Q10 se queda por detrás de la mayoría de competidores.

En todo caso, el Q10 plantea dudas, en la medida en que es prácticamente el único teléfono inteligente con teclado físico. No obstante, se trata de un teclado de primera, sólidamente construido y muy práctico para su uso profesional y para poner a prueba los pulgares de muchos directivos. Con espacio entre las teclas y activación muy rápida evita la fatiga de las manos.

14/05/2013 – Hayden Dingman – PCWorld