Home / Industria TI / Entendiendo el problema de Windows RT y Firefox

Entendiendo el problema de Windows RT y Firefox

 
Microsoft le está dando una aparente ventaja técnica injusta a Internet Explorer para su Windows RT (Windows 8 para dispositivos basados en ARM) que es el “primer paso para un nuevo cierre de plataformas”, según la Mozilla Foundation. El grupo detrás del navegador open-source Firefox se queja de que Internet Explorer será el único navegador en Windows RT capaz de correr en el entorno de escritorio tradicional.

Esto significa que IE podrá integrarse con Windows RT en formas que los competidores no podrán, dándole al navegador de Microsoft una ventaja en términos de velocidad, estabilidad y seguridad, según publicó el consejero general de Mozilla, Harvey Anderson, en una entrada de blog.

Mozilla también sugiere que Microsoft podría estar flirteando con violaciones a las leyes antitrust al alejar a los otros navegadores de Windows RT, que a muchos les recuerdan a los problemas que ya tuvo el gigante del software con el gobierno estadounidense hace más de diez años.

¿Qué es Windows RT?

Windows RT es la versión de Windows 8 diseñada para tablets de un solo panel basadas en ARM, pero también se espera que llegue a laptops ultraligeras. Windows RT tendrá dos interfases de usuario: Una táctil al estilo Metro, y una de escritorio tradicional como en Windows 7. En esto se parece a la versión de Windows 8 para chips x86. La diferencia, sin embargo, es cómo manejan sus aplicaciones Windows 8 y Windows RT.

¿Cómo maneja las apps Windows 8?

Windows 8 tendrá tres tipos de aplicación: Metro, escritorio clásico, y navegadores de escritorio habilitados para estilo Metro (MEDB, por sus siglas en inglés). Mozilla ya está trabajando en producir una versión MEDB de Firefox para Windows 8 que le permita a los usuarios instalar el navegador una vez y ejecutarlo tanto en la interfaz Metro como en la de escritorio. Sin embargo, Windows 8 sólo le permitirá al MEDB por defecto del sistema correr en la interfaz Metro. En otras palabras, no puedes ejecutar Firefox en Metro si tienes a IE como tu navegador predeterminado.

¿Qué pasa con Windows RT?

Windows RT se enfocará en ofrecer aplicaciones estilo Metro optimizadas para dispositivos táctiles y conectada a servicios en la nube, como SkyDrive. Pero también tendrá un escritorio tradicional para ejecutar programas como Microsoft Word, Excel, PowerPoint y OneNote (todos incorporados a Windows RT), Windows Explorer y la versión de escritorio de IE. Las aplicaciones antiguas para escritorio de Windows no funcionarán en Windows RT.

El problema es que Windows RT no tiene una clase de aplicaciones equivalente para MEDB, de acuerdo a Asa Dotzler, de Mozilla. Las apps MEDB en Windows 8 pueden acceder a poderosas interfaces de programación de aplicaciones (APIs) que los navegadores necesitan “para brindar capacidades modernas y rendimiento”, según escribió Dotzler en un blog. Mozilla asegura que los navegadores de terceros en Windows RT no tendrán el mismo acceso a esas APIs que los navegadores de IE. “Sin dicho acceso -dice Dotzler-, ningún otro navegador tiene una esperanza de ser competitivo ante IE”.

Microsoft no ha respondido cuando PCWorld le pidió comentar sobre el tema.

¿Qué importancia tiene?

No queda claro si los dispositivos Windows basados en ARM serán un factor importante cuando Windows 8 empiece a distribuirse este año. Los reportes previos dijeron que cinco o menos dispositivos ARM con Windows RT estarán disponibles desde el lanzamiento. Y la investigación de mercado de NPD DisplaySearch predice que las tablets RT crecerán lentamente en los primeros cinco años, pasando del 1,5 por ciento de todas las tablets vendidas en el mundo al 7,5 para 2017.

Así que todavía está por discutirse si Mozilla perderá mucho al no estar en igualdad de condiciones con Internet Explorer sobre Windows RT. Sin embargo, las acciones de Microsoft, de ser correctas las acusaciones, le darían a la compañía una ventaja injusta si Windows RT se termina convirtiendo en una opción popular para los usuarios y fabricantes. Y las acciones de Microsoft podrían ocasionarle problemas de antitrust en los EE.UU. y Europa, como señala Mozilla.

La ironía, por supuesto, es que el problema antitrust original de Microsoft a finales de los 1990s e inicios de los 2000s se dispararon por cómo Internet Explorer venía incluido en Windows. Pero hasta que Microsoft tenga la opción de explicarse, no nos anticiparemos a concluir que la historia se repite.

PCWorld – 14/5/2012